Las Redes de Mujeres sin Violencia continúan tejiéndose en colonias y comunidades de León

León, Guanajuato a lunes 27 de diciembre del 2021.-Para alcanzar el desarrollo integral de una sociedad es fundamental la participación activa de las mujeres.

Es por eso, que a través de las Redes de Mujeres sin Violencia se brinda información veraz, clara y oportuna a las leonesas, para que, de manera libre e informada, tomen decisiones autónomas que les permitan una mejor calidad de vida para ellas, sus hijas e hijos.

La encargada del programa, Andrea de los Ángeles Villanueva Valadez mencionó que “Escuchar a las mujeres en sus diferentes espacios es de vital importancia para conocer sus necesidades, además de promover la organización y participación a través de la conformación de grupos que fomenten la sororidad y con ello prevenir la violencia.”

En lo que va del año se ha logrado sumar a 3 mil 437 leonesas de 105 colonias y 30 comunidades del municipio, entre ellas 10 de mayo, Chapalita, Nuevo León, Adquirientes de Ibarrilla, Carmen CTM, Los Castillos, Valle de Señora, Piletas, así como La Sandía, Playas de Sotelo, La Patiña, Los Ramírez, Loza de los Padres, Los Sapos, Barretos por mencionar algunas. Lo anterior se llevó a cabo gracias a la conformación de 366 grupos.

Para la ejecución de dicho programa se capacitaron a 13 promotoras desde un enfoque de género, algunas de ellas abogadas, psicólogas, criminólogas, sociólogas, trabajadoras sociales y gestoras interculturales.

Los talleres de Redes de Mujeres sin Violencia se llevan a cabo en espacios abiertos y siguiendo las recomendaciones del sector salud para prevenir contagios por COVID 19.

La información se imparte en un periodo de dos meses y contempla 2 bloques de 4 sesiones cada uno.

El primer bloque, se abordan temas para conocer la diferencia entre sexo y género, el impacto que generan los roles y estereotipos de género en la vida de las mujeres y niñas; lo que implica la sororidad, la autonomía de las mujeres en donde se promueve el autoconocimiento y autocuidado del cuerpo, así como la importancia de la toma de decisiones de forma libre y consiente. En ese mismo bloque las mujeres conocen los tipos, ámbitos y mitos de la violencia, así como canales de denuncia.

En un segundo bloque partiendo de la información adquirida, se habla de prevención de riesgos, herramientas jurídicas con las que cuentan las mujeres para proteger su vida e integridad en caso de violencia y sobre los Derechos Humanos de las mujeres.

Como conclusión, las mujeres toman el taller Organización Social de las Mujeres donde comparten experiencias de vida y se reflexiona el impacto que tienen trabajando unidas en la promoción y defensa de sus derechos.  En el caso de la zona rural también se imparte el tema “Las Mujeres ante la migración”.

Además de los talleres, este año se acompañó a 35 mujeres en la conformación de expedientes y la creación de planes de negocios para presentarlos a la Dirección General de Economía y así, las participantes pudieron acceder a apoyos que fortalecieron su emprendimiento.

En otra acción se acompañó a mujeres en 25 proyectos comunitarios surgidos a partir de las necesidades y conocimientos de las participantes, lo que fortaleció su liderazgo y les permitió crear una fuente de ingresos.

Las Redes también involucraron acciones dirigidas a mujeres jornaleras indígenas provenientes de Guerrero que temporalmente vienen a trabajar a los campos agrícolas. Este año se tuvo un acercamiento con 59 jornaleras indígenas migrantes embarazadas o en periodo de puerperio, a quienes se les informó acerca de sus derechos sexuales y reproductivos, además se les trasladó a unidades médicas para recibir atención.

Las Redes de Mujeres sin Violencia, desde su creación hace 10 años, han sumado a más de 50 mil mujeres y siguen extendiéndose, pero también transformándose de acuerdo a los contextos y necesidades actuales de las mujeres.

Comentarios